Elizalde & Riffel // Consultores en Producción Ganadera - tel. +54 0223-155224463 / 02314-15515810 \\ Contacto

La preñez 2013-2014 con interrogantes / 28 de Abr de 2014

19_DSCF6910.JPG
 
 
Las preñeces que se están detectando de tactos rectales en la Cuenca del Salado revelan que podrían ser inferiores a las obtenidas el año pasado y al promedio de los últimos años.
 
Las preñeces que se están detectando de tactos rectales realizados al presente en la Cuenca del Salado revelan que las mismas podrían ser inferiores a las obtenidas el año pasado y/o con respecto al promedio de los últimos años. Esto ocurre especialmente en las empresas asesoradas que se encuentran en la Cuenca del Salado.Los primeros tactos corresponden a servicios de mediados de setiembre o principios de octubre para inicio del servicio y para medidos a fines de diciembre para su finalización teniendo una duración de entre 75 a 90 días en vacas adultas. Son empresas que realizan el servicio temprano debido a que las vacas paren sobre recursos mejorados de invierno (promociones de raigrás, pasturas, etc.). En general, se verifica una reducción de entre 5 a 10 unidades porcentuales en los porcentajes de preñez para rodeos de vacas adultas detectadas en empresas cuyos porcentajes de preñez supera normalmente el 90% hallándose en la mayoría de los casos libres de brucelosis y tuberculosis. Las explicaciones de esta reducción serían, entre otras, los celos infértiles o la mortalidad embrionaria generada durante fines de diciembre y enero debido a las elevadas temperaturas registradas a partir del 20 de diciembre y/o a la caída abrupta en la calidad del forraje. Esto surge de analizar que la mayoría de las preñeces son tempranas (generarán terneros cabeza) y, a la ausencia (o baja proporción) de vacas con preñeces “cola” quienes son las que han sufrido más intensamente las elevadas temperaturas de fines de diciembre y principios de enero, que este año forman parte del rodeo de vacas vacías. Los servicios cortos de vaquillonas de 15 meses iniciados desde mediados a fin de setiembre y terminados a fin de noviembre (60 a 75 días) generaron porcentajes de preñez normales en coincidencia con la realización de los mismos en plena primavera. De confirmarse esta tendencia, sería interesante analizar el impacto de la potencial reducción de las preñeces sobre la cantidad de terneros que parirán en primavera 2014, se recriaran en el 2015 y parte de ellos serán vendidos en el 2016 con, quizás, otras condiciones político-económicas. Desde el punto de vista de la reposición, el tener más vacas vacías si bien no alcanzaría para que el porcentaje de hembras a faena suba (indicador de liquidación de stock) pero seguramente ralentizará cualquier proceso de retención de hembras, la cual, si lo hubiere sólo alcanzaría para reponer lo que se pierde por la baja de preñez. Bajo estas condiciones, el rodeo podría permanecer en estado “vegetativo” sin posibilidades de crecer y en consecuencia de producir más terneros. En consecuencia, cualquier anhelo de aumento de producción para el 2016 debería concretarse a través de un aumento en el peso de faena ya que el número de terneros permanecería estable.
 
Volver